¿Que es la isla de plástico del pacifico Norte?

LA ISLA DE PLÁSTICO, UNA DE LAS CREACIONES DEL DESARROLLO HUMANO.

Llevo un tiempo oyendo comentarios sobre una isla en el pacífico norte. Lo curioso de los comentarios es que no se trata de una isla paradisiaca, si no todo lo contrario, se trata de una enorme isla de deshechos en su gran mayoría plásticos, procedentes de nuestra desarrollada vida humana. ¿Su nombre? Isla de plástico, sopa de plástico, sopa basura,  gran mancha de basura del Pacífico o como EGP (Eastern Garbage Patch, mancha de basura del este)

La verdad es que no hay demasiados datos circulando sobre su composición y extensión, lo que sí está claro es su ubicación, en una zona donde se produce un vórtice de corrientes del océano pacífico, quedándose allí, en ese remanso, atrapados todos los desechos que han flotado a la deriva y cuya procedencia se estima en un 80% de zonas terrestres y un 20% de barcos.

Según me voy documentando, descubro una mala noticia… Cada océano tiene un vórtice de corrientes susceptibles de albergar este tipo de suceso, de hecho, hace tan sólo 5 años se ha descubierto otra en el atlántico norte, de menor extensión que su “hermana” pero con una variante: se desplaza hasta 1600 kilómetros norte sur dependiendo de la estación y aún más lejos durante el fenómeno climático conocido como “El niño”.

Cuando me pregunto sobre su composición, tan sólo tengo que mirar a mi alrededor mientras escribo: portátil, ratón, teléfono, vaso de lápices, bolígrafos, carpetas, botella de agua, cubilete para clips… Hasta mis gafas de sol que están sobre la mesa están hechas de plástico… Y podría seguir, pero se nos iría el tiempo con cosas más que obvias.

Me pregunto cuántos años tendrán que pasar para que toda esa basura se desintegre y para mi sorpresa descubro que eso no va a pasar a corto o medio plazo. Ni siquiera con los plásticos fotodegradables. Al final, todos los plásticos se irán descomponiéndose muy lentamente en pequeños trocitos que formarán parte de la comida de los peces, integrándose de lleno en la cadena alimenticia y llegando de una forma u otra hasta nuestros estómagos y entonces, cuando nos comamos nuestras propias basuras, seguramente nos echaremos manos a la cabeza y buscaremos al culpable de esta atrocidad, sin tener en cuenta además, que hasta que eso pase, habremos conseguido eliminar a miles de animales que habrán engullido por error todo tipo de bolsas y deshechos plásticos, o que habrán simplemente perecido atrapados entre tanta basura.

Gracias al cielo y de la mano de un adolescente canadiense de apenas dieciséis años llamado Daniel Burd, llega una pequeña esperanza en forma de bacterias denominadas Sphingomonas y  Pseudomonas capaces de, en condiciones óptimas, descomponer plásticos a corto plazo. Todo tiene sus peros, y para que estas bacterias hagan su trabajo, liberan grandes cantidades de CO2 un gran aliado de los gases de efecto invernadero… No obstante, el paso está dado y posiblemente dentro de unos años, podríamos olvidar esa isla artificial y que todo quede en pequeños comentarios olvidados… Una vez más “podemos hacerlo”

Para ilustrar lo que os he comentado, aquí os dejo un vídeo relacionado: «Ver para creer»

Autora: Ana Guijarro


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/40/d563149293/htdocs/web/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Leave a Reply

Your email address will not be published.